Introducción al Coaching empresarial

En la actualidad, la palabra Coaching es una palabra inglesa que puede traducirse como “entrenamiento”, pues procede del verbo inglés “to coach” que viene a significar “entrenar”. Por tanto, el coach es quien “entrena” y el coachee es el cliente, es decir quien es entrenado.

El coach es una persona que te ayuda a exprimir tu máximo potencial para alcanzar una meta deseada en cualquier ámbito de tu vida. Lo hace a través del coaching; un conjunto de esfuerzos y técnicas enfocadas al equipo humano de una empresa u organización.

Está destinado a lograr a la vez la eficacia en los resultados y la motivación y satisfacción personal de los trabajadores, sea cual sea su nivel en el organigrama de la empresa.

Los auténticos protagonistas de la competitividad empresarial son las personas, y el coaching se centra en ellas.

Instrumentos del coaching empresarial

Para lograr sus dos objetivos, empresarial y personal, el coaching empieza desde la selección de las personas, en particular mandos y ejecutivos, que se seleccionan no tanto por lo que saben sino por lo que son. Se estudian criterios de personalidad y se les pone en situación para observar propiedades como la capacidad de comunicación, las aptitudes frente a la presión o ante el riesgo, la capacidad natural de liderazgo, a trabajar en equipo, etc.

El coaching está enfocado en permitir que las personas den lo mejor de sí mismas y por eso utiliza la formación, tanto en habilidades concretas -como la dirección de un equipo o la atención al cliente- como el desarrollo personal a través de la comunicación, de la auto confianza o de la reducción del estrés emocional.

El coaching justifica aquí su nombre (entrenamiento) analizando los frenos a la motivación provocando una nueva situación basada en la motivación personal y grupal.

El coaching aporta metodología y experiencia, pero su propósito es ayudar a la empresa a madurar (en el sentido grupal) y desaparecer después de su misión de asistencia.

Diferencias principales entre el coaching y el asesoramiento

El asesor es un especialista. Puede ser en diferentes ámbitos ya sea empresarial, contabilidad, finanzas, marketing, etc. Su función es aportar soluciones a un problema.

En cambio el coach es un experto en el funcionamiento de las personas y su desarrollo. Es decir, ayuda a las personas a llegar por sí mismas a esas soluciones a los problemas que se puedan plantear.